Amnistia, Nazio auzia - Cuestión nacional

Azaroaren 28an Amnistiaren garrasiari tinko

Badator azaroaren 28a, berriro ere Amnistiaren aldarriak Bilboko kaleak zeharkatuko ditu. Batzuetan indar handiagoz eta beste batzuetan gutxiagoz izan bada ere behargin-mugimenduaren sorreratik etenik izan ez duen aldarria da. Zapaltzaile eta esplotatzaileek isilarazi nahi izan badute ere, ezin izan dute bere asmoa inoiz bete, ezin izan dute inoiz Amnistia iraganeko borroka izatea lortu. Kausak mantenduz efektuak desagerrarazi nahi dituenaren asmo zoroa da haiena: guztiaren gainetik bere zapalkuntza mantendu nahi baitute, baina eragiten duen aurkako borroka ezabatuz; hori ezinezkoa dela konturatu barik. Ez dira, ordea, zoro bakarrak: badaude errepresioarekin eta preso politikoak egotearekin amaitu nahi dutenak, baina horren erantzule den zapalkuntza gainditu barik!

Guk, ordea, gure helburuak betetzeko ezin dugu inolako erokeriarik onartu; horregatik, badakigu “konponbide” bakarra zapalkuntza ororekin amaitzea dela eta, preso politikoen eta errepresioaren auzia ez dela konponduta egongo askapen sozial eta nazionala lortu arte, hau da, hain zuzen ere, Amnistia. Errealitatea ezagutzen duen eta zapalkuntza guztiekin amaitzera bideratuta doan aldarria. Horregatik nahi dute zapaltzaile (eta, nola ez, azken finean bere konplizeak direnek) borroka honekin amaitu: boikota, intoxikazioa, errepresioa, desinformazioa… haientzat denak balio du zapalkuntzaren paradisua (beraiena) iraunarazteko. Baina oztopo denen gainetik Amnistiaren deiadarra gero eta ozenagoa da eta ezerk ezin dezake isilarazi!

Datorren azaroaren 28an milaka ahotsek aho batez Bilboko kaleak Amnistiaren garrasiaz bete ditzaten,

JO TA KE, AMNISTIA ETA ASKATASUNA LORTU ARTE!

* Adierazpen honen bitartez, azaroaren 28ko amnistiaren aldeko manifestazioarekin bat egiten dugula adierazi nahi dugu.

KARTELA (A2)

Anuncios
Estándar
Amnistia

COPEL eta preso sozialen auziaz

Numero 11.inddDuela 38 urte, 1977ko uztailaren 18an, Carabanchel-eko preso sozialak kartzelako teilatuetara igo ziren, COPEL-en (Coordinadora de Presos en Lucha) gidaritzapean, beraientzako ere amnistia edo indultua eskatzen, izan ere, lege eta sistema injustu baten biktima izateagatik kartzelan zeudela kontsideratzen zuten. Preso politikoak frankismoaren aurka (batzuk sistema demokratiko-burges baten alde, beste batzuk sozialismoarengatik…) borrokatzeagatik kartzelan zeuden moduan, beraiek frankismoaren biktimak ziren, eta frankismoa atzean utzi nahi bazen beraiek ere askatuak izan behar zuten. Hau izan zen COPEL-en, iraun zuen denbora urrian, oinarrizko aldarrikapena. Horrekin batera, «egun existitzen den kartzela-legediaren abolizioa gizatiar baten ordez, goi-burgesia eta oligarkiaren zerbitzupean dagoen legedi penalaren erreforma sakona […]» ere eskatzen zuten, besteak beste. «Etorkizuneko gizarte sozialista justuago batean itxitako presondegiak desagertzen joateko oinarrizko printzipioak» zirenak.

Preso sozialek preso politikoekin izandako harremana oso garrantzitsua izan zen, horrek eragin baitzuen, orduan zeuden borroka eta mobilizazio guztiekin batera, preso sozialen kontzientzia hartzea hein handi batean. Horrela, aurreko urteetan emandako presoen borroka espontaneo eta inkontzienteak, maila gorago batera heldu ziren –edo hori lortzeko ahalegina egin zuen behintzat COPEL-ek-, izan ere, COPEL-en hitzetan «soilik borroka antolatu eta kontziente batek amaituko du gaur egun jasaten dugun zapalkuntza faxistarekin». Zoritxarrez, borroka antolatu eta kontziente hau ez zuten guztiz gauzatzea lortu eta 1978tik aurrera, errepresioa, drogen sarrera masiboa, elkartasuna apurtzeko zigor eta sariak eta beste zenbait faktorek COPEL-en eta honekin batera nolabaiteko borroka antolatu eta kontzientearen gainbehera eragin baitzuen.

Hala ere, preso sozialen mugimenduak iraun zuen denboran argi izan zuten presoen aldeko borroka Herri Langile osoaren borroka zela eta horregatik «beharrezko da iritzi publikoak, propaganda burges erreakzionarioak sartutako kriminal, bihozgabeen irudia aldatzea»; horregatik, delinkuente huts kontsideratzeari uko egiten zioten, bere bizieraren jatorria kontuan ez hartzeagatik. Izan ere, sistema kapitalistan, produkzio-bideen jabetza pribatua oinarri izatean, interes pribatuak –indibidualak- interes kolektiboen gainetik daude, indibidualismoa sustatuz, horrela ondorio logikoa da marginatutakoek bere egoeraren errudun den kausen aurka egin beharrean, nor bere bidea egiten saiatzea, lapur eta delinkuentzia izanik beraientzako irtenbide bakarra; gainera, 80ko hamarkadan drogen “agerpen” masiboarekin batera egoera hau areagotu egin zen, laguntza ezaren aurrean beharrezko dosia jasotzeko edozer eginik; beste alde batetik, kontsumismoak sortutako “beharrak” langabezia eta miseriarekin nahastean, “behar” horiek asetzeko errekurtso faltaren ondorioz delinkuentzia indartzen dute. Besteak beste, guzti honen ondorioz kartzelak klase baxuenetako gizon eta emakumez beterik.

Beraz, funtsezkoa da, menperatze burgesaren aurka borrokatzen dugunok, menperatze burgesaren, hau da, kapitalismoaren biktimen alde borrokatzea, beraien askapena aldarrikatuz, eta horrelako jokabideak eta horren “aurkako” zigorrak desagertarazteko beraien oinarri materiala den kapitalismoa suntsitzeko proklama zabalduz lau haizetara, bereziki preso eta marginatu sozialen artean.

 

POEMA POPULAR CARCELARIO

No somos ladrones por naturaleza
no somos delincuentes por haber nacido de mala entraña.
Somos producto de una sociedad
que nos ha negado un ambiente social y armonioso,
que nos ha negado el estudio y el trabajo.

Desde pequeños hemos conocido el hambre y los palos
y también desde entonces hemos olvidado,
si es que alguien, alguna vez, nos lo enseñó con amor
qué es lo que está bien y qué es lo que está mal.

Habíamos aprendido que existen grandes coches,
buena comida, salas de fiesta –para otros-
Débiles, nos habíamos dejado ganar
por el egoísmo personal
y por la vía más fácil para satisfacernos.

Pero la cárcel por un lado
y la lucha del pueblo por la libertad, por otro,
nos ha enseñado grandes cosas.

Tampoco nosotros queremos que se nos maltrate
que se nos aísle del pueblo
ni que se nos condene a penas monstruosas.
También nosotros queremos una vida digna
una posibilidad de ser considerados seres humanos.

Pero para ello es preciso que no se nos margine
es preciso que se nos ayude
y sobre todo que desaparezcan
las causas sociales que generan la delincuencia,
que la fomentan y después la castigan…

Anónimo
(Garai horretan, Carabanchel-eko espetxe-psikiatrikoan hilabete ugari zeraman preso bati ahoz jasoa, buruhiltze saiakera ugari izan zuena)

copel3

Estándar
Amnistia

Amnistia e izquierda abertzale

*  Este documento pertenece a la traducción del documento que en su día (7 de junio) publicamos en euskera y con el título “Amnistia eta ezker abertzalea”.

Sin títuloLa lucha por la Amnistía está cogiendo de nuevo mucha fuerza en Euskal Herria, en gran parte gracias al trabajo realizado por el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión. De la misma forma, la carta a favor de la Amnistía, la cual ya ha sido firmada por más de 140 represaliados políticos, ha contribuido en gran medida a esta coyuntura. Este reavivado debate/movimiento ha dejado bien claro que, por encima de los deseos de Hasier Arraiz, la Amnistía no es un tótem, sino la reivindicación básica de todo movimiento revolucionario y, también, la lucha que une a toda organización/movimiento revolucionario con distintas línea.

Según nos dice la izquierda abertzale y algunos arrepentidos, los más importante en estos momentos es aceptar la política terrorista del Estado español y francés; para así, una vez cumplidas las condiciones marcadas por sus leyes se puedan recibir beneficios o salir de la cárcel; pero eso sí, los presos han de demostrar su “compromiso” “reconociendo el daño causado” y “rechazando las vías violentas” para poder recibir dichos beneficios penitenciaros. Como se puede apreciar la izquierda abertzale ni siquiera pide que se aplique sí o sí la legislación común a los presos políticos, sino que para ello les pone las condiciones arriba mencionadas. Encima, parece que a la izquierda abertzale sólo le importan los presos que están a favor de su estrategia –aunque tampoco demasiado éstos-, ya que al no proponer ninguna “solución” para los presos políticos que no se quieren doblegar, se puede suponer que ven con buenos ojos que se siga aplicando la misma política terrorista contra ellos.

Sin embargo, es cierto que hoy en día la Amnistía o una salida general no es la manera más rápida para liberar a los presos políticos. ¿Por qué iban los Estados español y francés a liberar a los presos políticos del MLNV si la izquierda abertzale ella sola, sin pedir nada a nadie, se somete continuamente? La izquierda abertzale ya no tiene nada que ofrecer y lo que los Estados pudieran recibir ya lo hace la izquierda abertzale por su cuenta bien a gusto, entonces ¿para qué liberar a los presos del MLNV? Por otro lado, los presos políticos que no son del MLNV (que los hay, incluso presos políticos vascos que no son del MLNV) tienen aún más difícil la salida. Es decir, hoy en día es casi imposible conseguir una salida general de los presos políticos y el camino más corto sería cumplir lo que marca la legislación común.

A pesar de todo, los que dicen que por no ser el camino más rápido y fácil para liberar a los presos se ha de abandonar la Amnistía no han entendido nada. El principal objetivo no es de ningún modo que los que están dentro estén lo antes posible en la calle, si ese fuera el objetivo los militantes revolucionarios que están en la cárcel no habrían cogido nunca el camino que cogieron, puesto que ya sabían que la lucha armada y la militancia revolucionaria podría llevarles a estar durante mucho tiempo entre esas cuatro paredes. Hoy en día, y siempre, el principal objetivo es destruir las condiciones que permiten que haya represaliados políticos, y por ello lucharon precisamente ellos: por la liberación nacional y social. En eso consiste la Amnistía, si bien puede no ser un camino más largo, es el único camino para solucionar el problema, ya que el único camino para solucionar un problema es destruir las causas del problema –y no las consecuencias como algunos nos quieren hacer creer-, es decir, acabar con toda opresión.

El camino de la Amnistía, el camino de la revolución, al ser el camino por la liberación social y nacional, no puede despreciar ningún tipo de lucha, utilizando los métodos de lucha útiles en cada situación para enfrentarse a toda opresión: pacíficos o violentos, los ya inventados o los que estén por inventar, legales o ilegales… Todos pueden ser beneficios en alguna situación concreta y ninguna puede ser apartada de antemano para siempre sin haber analizado la situación concreta.

De la misma manera, en todo movimiento revolucionario las luchas parciales deben estar dirigidas a la lucha global, ya que la victoria de la lucha global conlleva la victoria de todas las luchas parciales, pero no al revés; en pocas palabras, las luchas parciales están subordinadas a la lucha global. Por lo tanto, teniendo en cuenta que la represión política es parte de la opresión social y nacional, la lucha por los represaliados políticos debe estar subordinada a la lucha por la liberación nacional y social. Esta ha sido la posición que han tenido los presos políticos, por ejemplo, al no aceptar su liberación a cambio del arrepentimiento y la rendición. Por eso, estando en la cárcel, en la clandestinidad, en un frente de masas o en cualquier otro frente de lucha, lo primordial es dar pasos adelante para la consecución de la liberación nacional y social, ya que sólo esta garantizará la construcción de una sociedad sin opresión y sin clases, y hará realidad la reivindicación de la Amnistía, llegando hasta el final en el camino de la Amnistía, de la revolución.

Mientras tanto, la izquierda abertzale nos dice que hay otro camino, el suyo, el que hace poco dio a conocer como la “Vía vasca para la paz” y el que han estado aplicando estos últimos años. Mientras que el camino de la Amnistía nos lleva a la liberación tanto social como nacional, este camino lleva a que Azkarraga sea portavoz de una plataforma por los derechos de los presos y presas vascas; lleva a que Hasier Arraiz le dé la mano al jefe de los cascos rojos instantes antes de que éstos vuelvan a detener a jóvenes vascos por su militancia política; lleva a unas cuantas poltronas de las instituciones, lleva a que el principal objetivo sea pactar con el PNV… Azkarraga, los cascos rojos, las poltronas y el PNV, todos ellos enemigos de la liberación nacional y social, pero no, en cambio, de la izquierda abertzale ni de su camino. Por lo tanto, es imposible que este camino nos lleve al final de toda opresión y, en consecuencia, que logremos a través de él la Amnistía.

Los métodos de lucha de la izquierda abertzale también dejan claro que la suya no es la vía que nos llevará a la libertad, a la amnistía, ya que tomaron la decisión de usar solamente “métodos legales y democrático (-burgueses)”. Es evidente que usando sólo o incluso siendo los más importantes métodos de lucha los planteados por la izquierda abertzale es imposible conseguir la liberación nacional y social, y aún es mayor esta imposibilidad cuando ni siquiera es el objetivo la consecución de una sociedad sin opresión. En este sentido se ha de señalar que la izquierda abertzale es consecuente: caminos democrático-burgueses para ideas democrático-burguesas, y al fin al cabo, caminos que no llevan a la Amnistía para quienes piensan que la Amnistía es un tótem.

El carácter socialdemócrata de la izquierda abertzale también deja bien claro cuál es su camino, ya que se ha de tener en cuenta que para la socialdemocracia es en el sistema democrático-burgués donde ha de conseguir sus objetivos, pero la liberación social y nacional –y la amnistía por consiguiente-, en cambio, no se pueden lograr en el marco de la democracia-burguesa. La izquierda abertzale, y la socialdemocracia en general, puesto que necesita la democracia-burguesa como sistema de dominación, luchará a favor de ella contra los que se levanten para destruirla, haciendo frente al único camino para conseguir la Amnistía.

Por lo tanto, resumiendo, se nos presentan dos caminos ante nosotros: el primero corto y cómodo, que tan sólo nos lleva a colaborar con el enemigo; el otro, en cambio, mucho más largo y duro, pero que agarrándonos fuertemente los brazos por el duro camino, marchando siempre hacia adelante y apartando los obstáculos y zarzas que haya con lo que tengamos a mano, nos llevará a la sociedad sin clases, a la libertad,

¡A LA AMNISTÍA!

Estándar
Amnistia, Nazio auzia - Cuestión nacional

Amnistia eta ezker abertzalea

amnistiaAmnistiaren aldeko borroka berriro ere oihartzun handia hartzen ari da Euskal Herrian, hein handi batean Amnistiaren Aldeko eta Errepresioaren Aurkako Mugimenduaren lanari esker. Era berean, Amnistiaren aldeko gutunak, dagoeneko 130 errepresaliatu politiko baino gehiagok sinatu duena, bide horretan asko lagundu du. Amnistiaren inguruan berpiztutako eztabaida/mugimendu guzti honek argi uzten du, Hasier Arraizen nahien gainetik, amnistia ez dela totem bat, baizik eta mugimendu iraultzaile ororen oinarrizko aldarrikapena eta, era berean, ildo desberdina duten mugimendu/erakunde iraultzaile guztiak batzen dituen borroka.

Ezker abertzaleak eta zenbait damutuk esaten digutenez garrantzitsuena orain Estatu Espainol eta Frantsesen espetxe politika terroristak onartzea da, behin beraien legeek markatzen dituzten baldintzak beteta onurak jasotzeko edo kartzelatik irteteko, baina hori bai presoek bere “konpromisoa” erakutsi behar dute “egindako mina onartuz” eta “indarkeriazko bideei” uko eginez. Ikus daitekeenez ezker abertzaleak ez du sikiera presoei bai ala bai legedi komuna aplikatzeko eskaria egiten, baizik eta hori aplikatzeko goian aipatutako baldintzak jartzen dizkie presoei. Horretaz gain, bere estrategiarekin bat datozen presoak bakarrik axola zaizkiela dirudi —eta ez gehiegi hauek ere—, izan ere, makurtu nahi ez duten preso politikoentzako ez dute irtenbiderik aurkezten eta, beraz, badirudi begi onez ikusten dutela beraien aurka politika terrorista bera aplikatzen jarraitzea.

Egia da, ordea, gaur egun Amnistia edo irteera orokor bat ez dela preso politikoak askatzeko biderik azkarrena. Zergatik askatuko lituzkete Estatu Espainol eta Frantsesek ENAM-en preso politikoak ezker abertzalea bera bakarrik, inori ezer eskatu gabe, etengabe makurtzen bada? Dagoeneko ezker abertzaleak ez du eskaintzeko ezer eta Estatuek jaso dezaketena ezker abertzaleak bere kabuz gustura egiten badu zertarako askatu ENAM-en preso politikoak? Era berean, ENAM-en baitakoak ez diren preso politikoak (badaudela, eta ENAM-enak ez diren euskal preso politikoak ere) irteteko aukerak are murritzagoak dira. Hau da, gaur egun, preso politikoen irteera orokor bat gauzatzea ia ezinezkoa da eta presoak kartzelatik irteteko bide azkarrena legedi komunak ezarritakoa betetzea litzateke.

Hala ere, preso politikoak askatzeko biderik errazena ez izatearen aitzakiapean, egun, Amnistia baztertu egin behar dela diotenek ez dute tutik ere ulertu. Helburu nagusia ez da inolaz ere barruan daudenak lehenago aske egotea, hori izango balitz helburua barruan dauden militante iraultzaileek ez lukete inoiz hartutako bidea hartuko, borroka armatuak eta militantzia iraultzaileak lau horma horien artean luzaroan egotera eraman zitzaketela baitzekiten. Gaur egun, eta beti, helburu nagusia errepresaliatu politiko iraultzaileak egotea bermatzen dituen baldintzak desagerraraztea da, eta horren alde borrokatu zuten hain zuzen beraiek: askapen nazional eta sozialarengatik. Horretan datza Amnistiak, presoak askatzeko bide luzeagoa izan badaiteke ere, arazoa konpontzeko bide bakarra da, arazo bat konpontzeko bide bakarra honen kausak konpontzea baita —eta ez ondorioak, zenbaitek sinestarazi nahi diguten bezala—, hau da, zapalkuntza ororekin amaitzea.

Amnistiaren bideak, iraultzaren bideak, askapen sozial eta nazionalaren aldeko bidea den heinean, ezin dio borroka molde bat berari ere uko egin, egoera bakoitzean zapalkuntzei aurre egiteko baliagarriak diren borroka metodoak erabiliz: baketsuak zein indarkeriazkoak, dagoeneko asmatutakoak zein asmatzeke daudenak, legalak zein ilegalak… Guztiak izan daitezke lagungarriak egoera konkretu batean eta ezin daitezke aurrez, egoera konkretua aztertu gabe, betirako baztertu.

Horretaz gain, edozein mugimendu iraultzailetan borroka partzialak borroka orokorrera bideratu behar dira, borroka orokorraren garaipenak, era berean, borroka partzialen garaipena dakarrelako, baina ez alderantziz; hitz gutxitan, borroka partzialak borroka orokorraren menpe daude. Beraz, errepresio politikoa klase- eta nazio-zapakuntzaren parte denez, errepresaliatu politikoen aldeko borroka askapen nazional eta sozialaren aldeko borrokaren menpe egon behar du. Jarrera hau izan da preso politiko iraultzaileek erakutsitakoa, esaterako, bere kaleratzearen truke damu eta errendizioa ez onartzean. Horregatik, kartzelan, klandestinitatean, masa-lanean edota beste edozein frontetan jardun, askapen nazional eta sozialaren bidean aurrerapausoak ematea da garrantzitsuena, honek bakarrik ziurtatuko baitu zapalkuntza eta klase gabeko gizartea eraikitzea eta Amnistiaren aldarria errealitate bihurtzea, Amnistiaren, iraultzaren, bidean helmugaraino helduz.

Bien bitartean, ordea, ezker abertzaleak beste bide bat badagoela esaten digu, berea, orain “Bakerako euskal bidea” izenaz ezagutarazi dutena eta azken urteotan aplikatzen ibili direna. Amnisitaren bideak askapen nazional eta sozialera garamatzan bitartean, bide honek, Azkarraga euskal presoen eskubideen aldeko plataformaren bozeramaile izatera darama; Hasier Arraiz kasko gorrien nagusiarekin bostekoa ematera darama, hauek beste behin atxilotzera doazenean; instituzioetako zenbait poltronatara darama; EAJrekin paktatzea helburu gorena izatera darama… Azkarraga, kasko gorriak, poltronak eta EAJ, guztiak askapen sozial eta nazionalaren etsaiak, baina ez, ordea, ezker abertzalearenak, ezta bere bidearenak ere. Beraz, ezinezkoa da bide honek zapalkuntzen amaierara eramatea eta, ondorioz, bide honen bidez Amnistia lortzea.

Ezker abertzalearen borroka moldeek ere argi uzten dute haiena ez dela askatasunera, amnistiara, eramango gaituen bidea, “metodo legal eta demokratiko(-burges)ak” soilik erabiltzeko erabakia hartu baitzuten. Metodo hauek soilik edo metodo hauei garrantzi handiena emanez askapen nazional eta soziala lortzeko ezintasuna bistakoa da, eta are handiagoa da askapena lortzea helburu ez denean. Zentzu honetan ezker abertzalea kontsekuentea dela onartu behar da: bide demokratikoak-burgesak ideia demokratiko-burgesentzat, eta azken finean, Amnistiara ez daramaten bideak Amnistia totem bat dela uste dutenentzat.

Ezker abertzalearen izaera sozialdemokratak ere argi uzten du zein den bere bidea, izan ere, kontuan hartu behar da sozialdemokraziak sistema demokratiko-burgesa ikusten duela bere helburuak lortzeko tokia, baina askapen nazionala eta soziala, aldiz -eta amnistia, ondorioz-, jakina den bezala, ezin daitezke demokrazia-burgesaren baitan lortu. Ezker abertzalea, eta sozialdemokrazia orokorrean, bere nahiak betetzeko demokrazia-burgesa beharrezko menperatze forma bezala ikusten duenez, honen aurka altxatzen direnen aurka borroka sutsua aurrera eramango duela, Amnistia lortzeko bide bakarraren aurka eginez.

Beraz, laburbilduz, bi bide aurkezten zaizkigu aurrean: bata labur eta erosoa, etsaiarekin kolaboratzera baino ez garamatzana; bestea, berriz, askoz ere luze eta gogorragoa, baina bide latzean zehar besoak elkarri gogor loturik, beti aurrera eginez eta bideko sasi eta oztopoak eskura daukagunarekin kenduz, klaserik gabeko gizartera garamatzana, askatasunera,

AMNISTIARA!

Estándar
Amnistia

Amnistia eta Iraultza

Preso politikoen amnistia langile mugimenduaren aldarri garrantzitsuenetako bat izan da betidanik, izan ere, iraultzaile den edozein alderdi edo mugimenduk bere egin behar du zigortuenen aldeko borroka, langileriagatik edota bere herriaren askatasunagatik borroka gogorrena aurrera  eraman dutenen defentsa.

Presoek beraiek baten baino gehiagotan esan duten bezala, amnistia ez da soilik kartzelatik irtetea, baizik eta presoak egoera horretara eraman dituen arazoekin amaitzea. Izan ere, errepresaliatu politikoen askapena lortu arren, zapalkuntzak jarraitu egingo balu, zapalkuntza honen aurkako langileen borrokak ere jarraituko luke eta, beraz, Estatuak errepresio bortitzenarekin segituko luke Herri Langilearen askatasun nahiak itotzen, iraultzaileek beste behin kartzelak betez, eta bertan, estatuaren politika terrorista jasanez: torturak eta jipoiak, isolamendua, dispertsioa, laguntza mediko eza … Azken finean, ziegatan usteltzen.

Politika terrorista honen adibide garbiena preso politiko gaixoen egoera larria da, asko kartzelan hiltzera kondenaturik; hori dela eta, honi dagokionean, Manuel Arango preso politikoak esan bezala: “Gaixo larri dauden preso politikoei dagokienez, neurri handi batean babesgabeenak eta sarritan hil ala biziko arazoa izanik, beraien askapena lortzea nabarmenki azpimarratu behar da eta, edozein kasutan, borrokaren bidez beraien osotasun fisikoa babestu eta beharrezko osasun neurriak inposatzea”. Horregatik, amnistiaren aldarria oinarrizkoa den arren, preso gaixoen berehalako askapenaren eta beharrezko osasun-zerbitzuen alde gogor borrokatzea ezinbestekoa da, haiena baita egoera larriena. Kartzelan ez dadin preso bat gehiago hil, eta Arkaitz Bellon eta Isabel Aparicioren erailketak ez daitezen errepikatu.

Horregatik, inork gehiago horrelakorik pairatu behar ez izateko, behar-beharrezkoa da preso politiko guztientzako amnistia lortzea eta, horretarako, lehen aipatu bezala, beharrezkoa da zapalkuntza ororekin amaitzea eta, beraz, zapaldu izateari uztea eta zapaltzaileak akatzea; Estatu burgesari eta bere errepresioari aurre eginez, honen suntsipenera arte. Honekin batera, langile boterea eta langileon estatua eraiki behar dugu, langileongandik eta langileontzat zuzendua.

Guzti hau lortzeko, bide bat baino ez dago: Iraultza Sozialista. Iraultza, ordea, ez da lurrikara bat bezala, ez da bat-batean eta gizakiaren parte hartzerik gabe gertatzen. Iraultza antolatu, landu eta prestatu egin behar da, horregatik ezinbestekoa du hau aurrera eramateaz arduratuko den Langileriaren Alderdia, behargin klasearen borroka zuzenduko duen abangoardiako destakamendua. Alderdi honek proletalgoarekin bat egin behar du, langileriaren aldarrikapenak bere eginez eta hauek Iraultza bultzatzeko erabiliz. Esate baterako, hemen lantzen ari garen amnistiaren aldeko borroka bere eginez eta borroka hori benetako amnistia baten alde bideratuz, Iraultza Sozialistaren ondorio izango dena.

Honegatik guztiagatik, kapitalismoan lortu daitekeen presoen edozein askapen oso guztiz onuragarria izan arren, nahikoa ez dela uste dugu, hau da, beharrezko ikusten dugu amnistiaren aldarria, askapen nazional eta sozialaren aldeko borrokarekin gogorki loturik egotea, benetako amnistia bakartzat zapalkuntza ororen oinarri den kapitalismoarekin amaitzen duena hartuz.

Langileriaren Alderdia eraiki, Iraultza antolatu eta…

Jo ta ke, amnistia eta askatasuna lortu arte!!

Estándar
Amnistia, Nazio auzia - Cuestión nacional

Carta del ex-preso político vasco Andeka Jurado

SARE Y SU PORTAVOZ TORTURADOR

sare

Así de claro y contundente. Sin intentar ser políticamente correcto ni agradar a los oídos de ningún txostenero.

Sare ha comenzado su trayectoria de la peor manera posible. Aquellos que exigen a otros movimientos de defensa de l@s pres@s polític@s vasc@s que den la cara pueden estar contentos: los “suyos”  sí que dan la 

cara, la peor cara, la de uno de sus portavoces, ex Consejero de Justicia del Gobierno de la CAV durante ocho años.

Por eso hoy mi intención no es otra que la de denunciar públicamente, una vez más, a los responsables políticos de las torturas que padecimos y en este caso también a los que les dan cobijo y les impulsan a la portavocía de lo que sus promotores dicen será una herramienta en defensa de los derechos de l@s pres@s polític@s vasc@s.

No encuentro el modo de explicar lo que he sentido al ver a Joseba Azkarraga hablar sobre los derechos de l@s pres@s polític@s, pero tal vez la forma más acertada sería deciros que he sentido asco. Un asco inmenso. Asco repartido a partes iguales hacia el ex Consejero de Justicia y hacia los dirigentes de la Izquierda Abertzale “oficial”. Sí, señores de Sortu, lo vuestro no tiene nombre. Miento, sí lo tiene pero me lo reservo para el final. Habéis superado de largo todas esas “líneas rojas” de las que tanto os gusta hablar a la hora de descalificar a cualquiera que se niegue a seguir vuestros cantos de sirena, a vuestra fe a lo que venga de “arriba”, a cualquiera que ponga en duda vuestra estrategia política. Esas “líneas rojas” que hemos sobrepasado los militantes del MLNV  que hemos decidido no seguir confiando en vosotros los militantes “cualificados”, políticos de altura, siempre de altura, nunca de barrio. Políticos profesionales que lleváis años en la brecha, sí, en la brecha de estar toda la puta vida como liberados políticos.

Falta de memoria tienen algunos, incluso alguno que escribe libros sobre los cipayos, perdón, ertzainas, a los que se les estrecha la mano. Falta de memoria, falta de tacto o simplemente ser un caradura de baja moral para poner a hablar de derechos humanos y de derechos de l@s pres@s a quien durante ocho años fuera Consejero de Justicia del Gobierno de la CAV.

Mientras este tiparraco con pinta de cura que parece no haber roto un plato en su vida fue Consejero de Justicia, unas 200 personas denunciamos torturas a manos de los cipayos. Entre esas personas me encuentro yo, Andeka Jurado.

Fui detenido el 8 de Octubre del 2002, con 20 años recién cumplidos, y pasé los peores cuatro días de mi vida a manos de esos mercenarios torturadores. Para aquellos de memoria frágil, aquí os dejo un fragmento del relato que escribí nada más ser encarcelado en Soto Del Real:

“También me golpeo con la mano abierta y con el puño en la espalda y en la cabeza. Me insultaba, me amenazaba con matarme, me decía que iba a tragar agua y que me iba a meter la pata de la silla por el culo. Me obligaba a estar contra una esquina, con las rodillas flexionadas y el torso hacia abajo. Me caí, ya no podía más, las piernas me temblaban mucho y me dolía muchísimo la espalda y el cuello. (…) Cada vez estaba más cansado, no sabía cuánto tiempo llevaba allí, al menos dos días en los que no me habían dejado dormir casi nada y sentarme, solo cuando me traían comida. Mi cuerpo no aceptaba la comida, por lo que el tiempo de estar sentado era muy corto. Me dolían las piernas, la espalda y el cuello. Comenzó otro interrogatorio. Pasé casi todo el tiempo de cuclillas. Me decían que mi madre estaba en el hospital, que la iba a matar del disgusto, que si no me importaba, que hubiese sido mejor que hubiese abortado, que era un hijo de puta y un gallito… Les dije que me acogía a mi derecho a no declarar, ellos se rían, me insultaban y me decían que no tenía ningún derecho, que estaba solo y que nadie sabía lo que pasaba allí dentro. Decidí no contestarles, pero aquello les enfadaba mucho y me golpeaban en la cabeza y en la cara. (…) Vino otro y me comunicó que habían detenido a mi novia. No me lo creía, pero no estaba seguro, y no podía permitir que le hiciesen pasar el mismo infierno que a mí. Entonces les dije que firmaría lo que ellos dijeran con tal de que no la hicieran nada y la dejasen libre.”

Esto es un pequeño extracto de lo que viví en esos días en los que fui constantemente vejado, humillado, golpeado, forzado…

Mientras estábamos incomunicados Javier Balza daba ruedas de prensa para justificar nuestras detenciones lanzando acusaciones concretas en nuestra contra y pasándose por el forro nuestra presunción de inocencia.

¿Acaso Joseba Azkarraga como Consejero de Justicia no tenía nada que decir? ¿Nosotros no merecíamos que instase al Ararteko a que investigase las torturas que se producían en Arkaute como anteriormente había instado a que investigase la denuncia de torturas de Iratxe Sorzabal mientras permanecía incomunicada a manos de la Guardia Civil  en Intxaurrondo?

Al parecer no. Nuestros derechos  humanos no valían una mierda y además no es que se quedase callado sino que, como muestra la página web de Eusko Alkartasuna con fecha de 20 de Noviembre de 2002, dijo lo siguiente: “Joseba Azkarraga afirmó ayer en Donostia que el Gobierno Vasco nunca permitirá la comisión de malos tratos a detenidos y mostro su plena confianza en que la Ertzaintza tampoco se va a emplear en comportamientos que colisionen con el más pleno respeto a los derechos humanos. ‘El Consejero Balza nunca lo permitiría’, afirmó, expresando su apoyo a su compañero en el ejecutivo vasco”.

Seguimos tirando de hemeroteca y encontramos otras manifestaciones del portavoz de Sare. Esta vez una carta que publican distintos medios en Octubre del 2013. El título del mismo es: “Lasa y Zabala, 30 años después”. En un buen artículo pero con una hipocresía  digna de la clase política escribe lo que viene a continuación: “No ha habido más impunidad que con aquellas personas en el poder.” Muchas veces la memoria es frágil, pero no me resisto a recordar que entre los que posibilitaron el terrorismo de Estado estaban algunos de los que hoy exigen a otros suelos éticos. Paradojas de la vida.

Así es, paradojas de la vida. Quien fuera Consejero de Justicia mientras 200 personas denunciaron haber sido torturadas a manos de sus cipayos es ahora el portavoz de los que van a defender los derechos de l@s pres@s, muchos de los cuales siguen cumpliendo condenas basadas en esas torturas a las que fueron sometidos y hoy continúan sufriendo las consecuencias de dichas condenas. Sin ir más lejos, el mismo fin de semana que Azkarraga hablaba en Donostia sobre Sare, amigos de Iker Lima sufrían un accidente al ir a visitarle a la cárcel de Cáceres.

La tortura siempre ha tenido responsables políticos y en nuestro caso, como ya denuncié en su día, los responsables de nuestras torturas y de las consecuencias que las mismas nos han acarreado y nos siguen acarreando son Javier Balza (ex Consejero de Interior), Joseba Azkarraga (ex Consejero de Justicia y portavoz de Sare), Juan José Ibarretxe (ex Lehendakari de la CAV) y Xabier Arzalluz (ex presidente del PNV), así como los partidos políticos que sustentaron el  gobierno tripartito PNV-EA-EB. Por comentar, Matute era parte de ese Gobierno.

Esos que se han llenado la boca durante años diciendo lo que la Izquierda Abertzale tenía que hacer, los demócratas de toda la vida, los que exigían arrepentimientos, perdones, autocríticas, reparación, verdad, justicia y bla, bla ,bla. Esos que ahora son vuestros compañeros de viaje son los que están por encima del bien y del mal, los que se comportan como si no hubieran tenido nada que ver en el sufrimiento de este pueblo y los que al parecer nunca rendirán cuentas ante nadie. Si hubiera justicia  Azkarraga debería ser juzgado, como poco, por prevaricación y por colaboración con la tortura. Como eso no va a ocurrir, al menos, Joseba Azkarraga, ten el valor de admitir que en este pueblo, durante décadas, los militantes políticos han sido torturados en dependencias policiales de la Ertzaintza por órdenes políticas. También bajo ese “protocolo” del que te jactabas. Y tú, portavoz de Sare, como poco has sido cómplice.

Y a vosotros, dirigentes de Sortu, os juzgara el Pueblo Trabajador Vasco como ya lo hiciera con Euskadiko Ezkerra.

Andeka Jurado – 22754081 C

Estándar