Auzi Nazionala

Sobre el 9N. Sus impresiones, sus enseñanzas y nuestra resolución.

Desde Kimetz, Organización Comunista de Euskal Herria, fiel defensor del derecho de autodeterminación de las naciones oprimidas, queremos apoyar y defender la lucha del pueblo catalán por su derecho democrático a decidir y queremos corroborar la necesidad de que la consulta del 9N sea un escenario de lucha y reivindicación activa por el derecho de autodeterminación.

Sus impresiones

Tras los acontecimientos acaecidos en Catalunya y gracias a la apuesta y actuación del pueblo catalán, el parlamento catalán ha decidido presentar para el 9N una consulta sobre el derecho a decidir.

El Estado español fiel a su carácter reaccionario ha tomado riendas en el asunto y está haciendo todo lo posible para que dicha consulta no se dé, por ello creemos que la consulta del 9N toma una importancia sublime, porque ese día el pueblo catalán debe decidirse por plantar cara al Estado centralista y corroborar su lucha por el derecho a decidir de su pueblo, por eso ese día el “SI” toma una gran importancia, porque el “SI” ayuda inevitablemente a que la lucha por el derecho a decidir no se diluya y siga activa, persistente y resistente.

Sobre esto queremos decir varias cosas ya que tampoco es tan sencillo como parece; en primer lugar, queremos manifestar que es de una importancia vital que la lucha sea acaparada por el movimiento popular y las reivindicaciones populares, arrinconando a la burguesía catalana y a las instituciones burguesas catalanas del primer plano político; en segundo lugar, queremos manifestar que nosotros no pedimos el “SI”, ya que eso es decisión solamente del pueblo catalán y en ello no pensamos entrometernos, pero interpretamos que la victoria del “SI” podría ayudar en gran medida a que la lucha no sea desarticulada; y en tercer lugar, queremos expresar que entendemos el 9N como línea de salida por la lucha del derecho de autodeterminación y no como conclusión y punto final. Lo que es realmente transcendental e importante, una vez llegado a este punto de confrontación con el Estado, es el trabajo que se realiza de aquí en adelante, donde se va dando la creación de un escenario  propicio donde las clases populares deben ir tomando conciencia política de manera rápida, donde van tomando partida en la lucha y se impregnan de la lucha revolucionaria de forma dinámica y acelerada, como si de un torrente revolucionario se tratara. Escenario donde el enfrentamiento de las masas obreras sea de tú a tú y de manera hostil y franca, franca y abierta contra los enemigos de las clases explotadas.

Sus enseñanzas

No queremos mostrar nuestra solidaridad con el pueblo de Catalunya a medias, sin exponer nuestra posición desde el punto de vista del internacionalismo proletario.

El 9N y sobre todo, los días y meses continuos a esta fecha son acontecimientos vitales en la lucha del pueblo catalán por su derecho a decidir; pero no solo del pueblo catalán, sino de todas las naciones oprimidas y de todos los explotados del conjunto del Estado. Esta lucha es preludio de la lucha por las libertades democráticas y populares del conjunto de los explotados contra un Estado reaccionario y antidemocrático.

Es impensable que un Estado de la naturaleza del Estado español, reaccionario, burgués y fascista, pueda ceder y entregue al pueblo catalán el derecho de autodeterminación así por las “buenas”, es inconcebible ya que iría en contra de su propia naturaleza, ya que repentinamente, de la noche a la mañana, dejaría de ser fascista y reaccionario, para convertirse en democrático.

Por eso, solo hay un método para que el Estado se acueste fascista y se despierte democrático (destrucción-creación), y ese método es la Revolución Popular. Ese es el camino que llevará a que tanto Catalunya como el resto de las naciones oprimidas puedan votar libremente sobre su futuro, mediante unas condiciones democráticas sin injerencias, porque el derecho de autodeterminación debe darse de manera democrática; no en continuo ataque, mediante una amenaza constante de un estado represor y reaccionario. Así pues, manifestamos que la lucha por el derecho de autodeterminación no es en ningún caso extrapolable a la lucha por la revolución proletaria, sino que es parte integral de ella. Así pues, hacemos nuestra la cita de Stalin la cuestión nacional es una parte de la cuestión general de la revolución proletaria, una parte de la cuestión de la dictadura del proletariado”.

¿Es que acaso puede resolver el Estado actual el problema de las naciones oprimidas? No, no y mil veces no. La solución al problema de las naciones oprimidas es parte de la solución de la revolución popular, de la destrucción del Estado burgués reaccionario; escenario que es imposible contemplar si no es mediante la unidad de las clases populares y obreras. Es decir, entendemos que la destrucción del Estado reaccionario y todo lo que ello conlleva; destruir el viejo orden, caduco y retrógrado, y crear un poder popular donde los derechos democráticos sean una realidad; solo se puede dar desde la más sincera unidad del proletariado. ¿Acaso se puede llegar a arrebatar el derecho de autodeterminación al Estado reaccionario si no es mediante la unión de todos los explotados y mediante la lucha activa por las libertades democráticas y populares del proletariado?

Nuestra resolución

Hace ya más de un año que Kimetz ha dejado de hacer una defensa férrea y abstracta de la independencia “a secas” y que ha abrazado de una vez para siempre el internacionalismo proletario. Por ello, queremos finalizar aclarando, nuestra postura frente a la independencia, en este caso de Catalunya, y en el futuro de nuestra nación Euskal Herria. En primer lugar, decir que aunque abogamos y creemos que el “SI” es la opción más acertada para el 9N, a pesar de que hemos dejado claro que el 9N no simboliza en sí el derecho de autodeterminación por su carencia de libertad y democracia, no quiere decir que en el caso de que se dé el derecho de autodeterminación de la mano de un Estado de carácter popular y obrero, aboguemos siempre por el “SI” a la independencia, ni mucho menos, Kimetz siempre optará por la unidad del proletariado hasta lograr la victoria de la revolución socialista, aunque ello implique, e implicará, no cabe duda; luchar contra el nacionalismo con fines egoístas y contrarrevolucionarios que se vaya erigiendo en nuestro pueblo.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s